Dame tu voto. Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

domingo, 21 de octubre de 2012

El futbolista-periodista: Álvaro Olmedo del Villalba y Marca

Si todos los periodistas hubiéramos jugado alguna vez al fútbol y hubiésemos compartido las intimidades de un vestuario, quizá, escribiríamos nuestras crónicas de otra forma. El conocer por dentro el mundo del fútbol nos daría otra visión, otra perspectiva que nos ayudaría, posiblemente, a ser más objetivos en lo que decimos o escribimos. Pero, ¿y los futbolistas? ¿Qué pasaría si se metieran en la piel de un periodista? ¿Llegarían a comprender que en la mayoría de los casos, no hay ninguna mala intención en los comentarios y que, simplemente, lo que se habla o escribe es una visión subjetiva de lo que él ha visto?
 
Pues nadie mejor que nuestro protagonista de hoy, Álvaro Olmedo que tiene la suerte de poder ejercer las dos pasiones de su vida: el periodismo y el fútbol, o viceversa.
Álvaro es periodista del diario Marca y, además, juega en el Villalba de la tercera madrileña. ¿quieres saber qué opina de las cronicas que hacen sus compañeros periodistas de los partidos que juega con su equipo? ¿Estará siempre acuerdo?
 
 
 
 
¿Cómo llegas a ser periodista y jugador de fútbol?
 
En Marca llevo trabajando desde el verano del 2008, un día después de que España ganara la Eurocopa. Y en tercera división ésta es mi primera temporada, los tres años anteriores estuve en el DOSA de preferente, que ha sido el club de toda mi vida.
 
¿Cómo compaginas tus dos trabajos, de dónde sacas tiempo para llegar a todo?
 
Tengo la suerte de que los horarios los puedo compatibilizar porque siempre pensé cuando estaba en la carrera que cuando me pusiera a trabajar tendría que dejar el fútbol. En principio fue así, cuando entré en Marca estaba en el periódico y no podía entrenar mucho con los horarios. Ese verano apenas pude hacer pretemporada y al inicio pensaba que me iba a costar mucho, pero justo me pasaron a la web  y ahí tenemos que hacer todos los tramos horario: desde las 7 de la mañana hasta las 3 de la madrugada. Siempre pido, y casi siempre me lo conceden, entrar entre semana por las mañanas y por las tardes hasta las 6 y luego los fines de semana trabajar por la tarde. Así puedo hacer las  dos cosas.
 
¿Qué te sientes, más periodista o jugador de fútbol?
 
Depende, cuando estoy trabajando me siento periodista y cuando estoy jugando me siento futbolista. Te sientes un poco las dos cosas y luego a veces tienes que renunciar a algunas cosas de periodistas y otras de futbolista.  Siempre tengo claro que lo primero es lo primero, que es el periodismo, pero claro los horarios me limitan poder vivir otras cosas. Por ejemplo, es raro el día que puedo vivir en la redacción con mis compañeros trabajando un partido de Liga de Campeones. Esos días no puedo disfrutar de ser periodista.
 
 
 
 
Has elegido 2 profesiones realmente complicadas para hacerte un hueco ¿Cuál de las dos está más complicada para triunfar?
 
El periodismo sin lugar a dudas. El futbol ha sido difícil siempre. Ahora hay menos dinero, pero las plantillas siguen teniendo los mismos puestos. En el periodismo cada vez están las cosas más difíciles y más negras.
 
¿Dónde hay más zancadillas en el mundo del futbol o en el periodismo?
 
No creo que sean profesiones que haya especialmente más zancadillas que en otros ámbitos de la vida. Son dos profesiones muy competitivas e individualistas en cierta manera, sobre todo, en categorías donde un año estás en un lado y otro en otro. Sí puede ser que haya gente que mire más por sí mismo, pero supongo que será como en cualquier otra profesión. El compañerismo existe y no me he encontrado gente ni mejor ni peor que en otros ámbitos de la vida. Lo que más me gusta del fútbol es el ambiente del vestuario y en la profesión muchas veces lo que te queda son los compañeros y por suerte no tengo queja en este sentido.
 
¿Qué te impone más a tu jefe enfadado en la redacción o a David Gordo cabreado por un mal partido?
 
Es difícil, es difícil. Creo que a veces siento más presión en el fútbol, sí. Te juegas en hora y media el trabajo de toda una semana y en el periodismo es distinto.
 
¿Qué duele más una patada o un entrevistado que te de una información errónea?
 
Lo segundo. Las patadas se pasan, se curan y te lo comes tú. Pero lo de una información falsa o errónea afecta a más personas. Y, además, es culpa tuya.
 
 
 
 
¿En qué ha cambiado tu concepción del futbol desde que lo vives desde dentro?
 
A la hora de valorar ciertas situaciones tengo más información y experiencia porque también las he vivido desde dentro. A otro nivel obviamente de los que solemos cubrir en Marca, que es la primera y la segunda división  y eso es la élite. Supongo que habrá momentos en la élite muy distintas y que seguramente nunca llegaré a vivir. Pero en el fondo seguro que tienen cierto parecido y sí que a grandes rasgos sí que suelo pensar en momentos que he vivido yo jugando. Me refiero a situaciones de partido, situaciones de vestuario, el momento anímico que puede vivir un jugador cuando falla o es sustituido… sí que suelo pensar en todo esto y cómo lo he vivido yo todo eso.
 
¿Por qué se le hace tan poco caso a estas  categorías desde medios deportivos nacionales?
 
Por tema económico. En Marca hace años se cubría bastante la segunda B y la tercera. Los compañeros más veteranos me recuerdan que había un cuadernillo central con 8 páginas de información del fútbol modesto madrileño con reportajes, entrevistas… Cuando veo en el archivo de Marca veo fotos de los años 90  de equipos  míticos de la tercera división y de jugadores visitando la redacción  como ahora hacen los jugadores de primera. Eso dejó de ser rentable, no que de un beneficio suficiente, sino que la gente no demandaba eso. Cada vez eran menos los seguidores de estas categorías y muchos los recursos que se empleaban para hacer ese cuadernillo y no debía de ser sostenible. Es una pena.
 
Una grande de esto del periodismo del futbol modesto como es Julia del Mar  me dijo que somos los propios periodistas los que tenemos mucho que decir y hacer para cambiar esta situación y que nos estamos volviendo muy cómodos...
 
Puede que lleve razón, si lo dice Julita le tengo que dar la razón que tiene mucha más experiencia que yo. Seguramente, sí. Pero claro la información se basaría en historias puntuales. Si un futbolista de la tercera madrileña mete 30 goles, eso no sería una historia de lo común, mientras que para cualquiera de la tercera sería reconocido para Marca, por ejemplo, no valdría. Al final serían historias que se salieran fuera de lo común pero no historias del día a día.
 
 
 
 
¿Has vivido dentro de un vestuario alguna historia o situación que como periodista te hubiera habido gustado contar?
 
Sí claro. Por ejemplo, cuando estuve en la Copa Confederaciones, Miguelito de la Cope, estaba escribiendo su libro “Historias de la roja”  y me acuerdo que ese año había ascendido con el DOSA. Para mi las historias que iban contando Cesc, Albiol, Cazorla o Villa de cómo vivieron la Eurocopa, pues yo me imaginaba cómo estarían contando mis  mis compañeros cómo vivieron el ascenso y lo que fue un año de ascenso. Me imaginaba cómo lo contarían ellos un éxito que obviamente es incomparable, pero que para cada uno de nosotros fue precioso y uno de los mejores recuerdos de nuestras vidas.
 
¿Qué opinas de las filtraciones que suceden en los vestuarios?
 
Creo que todo esto viene como consecuencia de que muchos clubes se han hecho demasiado herméticos y han provocado estas situaciones. Quizá si los clubes fueran más abiertos, mas naturales en el trato con los periodistas evitarían muchas polémicas  y muchos debates absurdos que no se solucionan  porque  al haber tanto hermetismo cualquier periodista que escucha de lejos algo ya cree que es noticia porque es la única forma que tiene de llegar a ella. Si fueran más naturales como por ejemplo son en la selección española se evitarían muchos conflictos. Creo que es algo lógico. No entiendo esta mirada de casi enemigos que muchas veces hay contra los periodistas, sobre todo en los clubes grandes.
 
¿Qué opinas de los periodistas forofos?
 
A mi no me parece del todo mal que un periodista diga de qué equipo es con naturalidad si alguien le pregunta. A mi me lo han preguntado muchas veces y yo no tengo ningún problema en decir que soy del Rayo, no lo tengo por qué esconder. Quizá  no lo escondo porque se supone que quien me pregunte sobre el Rayo le voy a dar una opinión un poco más formada que de otro club que lo controle menos. Pero llevar el forofismo al personaje, eso no me gusta. No creo que sea eso periodismo. Hacer de tu firma un personaje no me gusta pero allá cada cual. No soy yo quien para juzgar a nadie.
 
 
 
 
¿Qué opinas de que cada vez esté más generalizado que futbolistas ocupen puestos en los medios de comunicación como comentaristas?
 
Me parece bien porque obviamente es gente que ha tenido experiencia y gente que ha vivido en primera persona todo lo que va a contar. Si es gente que tiene la suerte de expresarse bien y encima no tiene problemas para callarse ciertas cosas, periodísticamente es un filón y es lógico que los medios de comunicación apuesten por ellos. Lo que me parece hipócrita es que futbolistas que antes criticaban ferozmente a los medios de comunicación y tenían una relación con ellos horrible, al retirarse han sido los primeros en querer formar parte de los medios de comunicación.
 
¿Como jugador sueles coincidir con las crónicas que hacen los compañeros periodistas?
 
Muchas veces no coincido pero es que probablemente es que cada futbolista, cada espectador te haría una crónica distinta. Escribir una crónica es hacer una visión subjetiva de lo que ha ocurrido y el que no ha estado en el partido se tiene que fiar de lo que le cuenta ese periodista. Muchas veces no estoy de acuerdo con lo que se dice en las crónicas pero como mucho daría mi opinión, nunca faltaría el respeto ni criticaría si es una creonica que está hecha sin mala intención. No deja de ser una crónica hecha por un periodista. No me gusta cuando en ciertos foros se critica la labor del periodista cuando muchas veces lo hacen de forma altruista.
 
¿Puede ser un periodista amigo de un futbolista?
 
Es un tema complicado y depende mucho de las categorías donde te muevas. Si es en tercera división las críticas, esto lo digo para protegerme a mí mismo, las críticas deben de ser un poco comedidas. No dejan de ser futbolistas amater que hacen un sacrificio tremendo para seguir jugando al futbol. Todos estamos expuestos a la crítica pero si son categorías superiores, tienen que comprender que un periodista puede hablar mal de ellos. En cuanto a lo de ser amigos, en el fondo,  lo más que puede hacer un periodista es decir si ha estado bien o ha estado mal.  Si es amigo tuyo seguramente tengas otra vara de medir, tristemente pero es un problema que afecta a toda la profesión, pero es comprensible. Si sabes mantener esa distancia para ti también va a ser más fácil realizar tu profesión.
 
 


 
 

2 comentarios:

  1. Otro enchufado... cuanto te costó el graduado de Periodismo??

    ResponderEliminar